Mina

El vocablo cobre, del latín cyprum o cuprum, define a un metal de color rojo pardo, brillante, maleable y dúctil, que tiene como características ser el más tenaz después del hierro, más pesado que el níquel y más duro que el oro y la plata. La química le ha dado el símbolo Cu y el número atómico 29.
Gran parte de las reservas de cobre del mundo se encuentran en Chile (Cordillera de Los Andes).

El Teniente es la mina subterránea de cobre más grande del mundo y su yacimiento tiene reservas para ser explotado por cien años más. La Mina está conformada principalmente por súlfuros de cobre.

La fase de extracción de El Teniente se desarrolla en una decena de áreas. En las capas superiores, dada la riqueza del mineral secundario -roca blanda y de fácil fragmentación- la extracción se lleva a cabo por el método block caving (hundimiento de bloques), en que el mineral cae por gravedad desde el nivel de hundimiento al de producción. En los sectores profundos, de roca primaria -más dura y de menor ley- el método extractivo es altamente mecanizado y se usan jumbos, cargadores LHD y martillos picadores hidráulicos.

La capacidad anual de producción de la Mina es de 35 millones de toneladas de mineral -con una ley promedio de 1,15 %- lo que ha llevado a que en casi cien años de explotación se hayan excavado más de 2.200 kilómetros de túneles, equivalentes a la distancia entre las ciudades de Rancagua y Arica.

División El Teniente apunta a ser la mina de cobre más competitiva del mundo. A ello apunta el avance tecnológico alcanzado a lo largo del tiempo y, lo más importante, el desarrollo de su recurso humano. Los trabajadores son su capital más importante y su principal activo para alcanzar el liderazgo mundial en la industria del cobre.