SEWELL,
Autor: Baltazar Castro


Un Escrito de su Tierra

 
 

Un anoche de octubre, hace exactamente veinte años, unos ocho muchachos de Rancagua, apasionados todos por cosas de libros y de ideas, escritores en cierne algunos. Decidieron formar una especie de asociación o grupo literario que quedó bautizado como de "Los Inútiles". Todo porque en el ágape constitutivo, uno de los asistentes, Luis A. Fernández, llegó a la conclusión nada alentadora de que "en el medio en que nos encontramos -dijo- toda labor cultural o artística será considerada inútil". Del grupo primitivo, que vio alejarse a algunos de sus miembros y llegar a otros nuevos, han surgido escritores de primera importancia, como para demostrar que no es precisamente "el medio" lo que hace o deshace a los artistas. Los solos nombres de Oscar Castro y Nicomedes Guzmán bastarían para justificar a "Los Inútiles".