Familia minera y cultura

Las familias de Sewell han sido el núcleo básico de la sociedad minera y tenientina. Desde el punto de vista histórico-social, el actual trabajador del cobre y su grupo familiar son herederos directos de los pioneros chilenos que iniciaron la explotación industrial de El Teniente en 1905, cumpliendo casi un siglo de vida en Chile.

Ellas se caracterizaron por su prolongada permanencia en el mismo campamento; la formación de familias numerosas emparentadas por lazos de sangre; un pasado común; su ascenso social, laboral y salarial, y su renovación natural con descendientes (hijos y nietos) que aún trabajan en El Teniente.

En "la ciudad de las escaleras", durante décadas, muchas personas chilenas y extranjeras nacieron, crecieron, vivieron y murieron, adoptando el gentilicio de "sewellinos" y cumpliendo las etapas de toda existencia humana.