Antecedentes Generales

En agosto de 1998 el ex campamento de Sewell fue declarado Monumento Nacional en la categoría "Zona Típica y Pintoresca de la Sexta Región". Esta declaratoria contó con el patrocinio de Codelco-Chile División El Teniente y el apoyo de la Intendencia Regional. Por otra parte, en diciembre de ese mismo año, la Cámara de Diputados propuso crear en Sewell el "Museo Nacional de la Gran Minería del cobre" y realizar las gestiones tendientes a su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, ante la UNESCO.

Considerando que la declaratoria de Monumento Nacional y que las iniciativas para crear el Museo de la Gran Minería y obtener el reconocimiento de la UNESCO implicaban la puesta en valor patrimonial del ex campamento, en 1999 División El Teniente elaboró un Plan de Acción Estratégico para la conservación de Sewell.